Aviso Importante!!!
Inicio / Temas de Interés / El Juzgado de Policía Local y la Copropiedad Inmobiliaria

El Juzgado de Policía Local y la Copropiedad Inmobiliaria

mini-ley.jpg

Al juez de Policía Local le corresponde conocer las siguientes materias:
• De las contiendas que se promuevan entre los copropietarios relativas a la administración del respectivo condominio.
• De las contiendas que se promuevan entre los copropietarios y el administrador relativas a la administración del respectivo condominio.
• Declarar la nulidad de los acuerdos adoptados por la asamblea con infracción a las normas de la ley de Copropiedad Inmobiliaria y de su reglamento o de los reglamentos de copropiedad a petición de cualquier copropietario.
• Hay que recordar que las asambleas de copropietarios deben llevarse a efecto cumpliendo una serie de normas relativas a la convocatoria, citación, quórum de funcionamiento, quórum para tomar acuerdos, distinguiendo si se trata de primera o segunda citación, y si es una sesión ordinaria o extraordinaria, etc.
• Citar a asamblea de copropietarios. La citación a una asamblea ordinaria o extraordinaria de copropietarios debe ser efectuada, normalmente, por los copropietarios mismos, por el Comité de Administración o por el Administrador.
• Excepcionalmente, la citación se efectuará judicialmente, en dos circunstancias:

1. Si no se reúnen los quórum necesarios para sesionar o para tomar acuerdos, en cuyo caso el administrador o cualquier copropietario puede recurrir al juez conforme a lo previsto en el artículo 33 de la ley de Copropiedad Inmobiliaria, artículo 19, inciso 6º,.

2. La situación establecida en el Art. 33, letra b), que consagra la facultad del juez de policía local correspondiente, a petición de cualquier copropietario, de citar a asamblea si el administrador o el presidente del Comité de Administración no lo hiciere, aplicándose al efecto las normas contenidas en el artículo 654 del Código de Procedimiento Civil en lo que fuere pertinente.

La citación a la asamblea, en este caso, debe notificarse a todos los copropietarios mediante carta certificada dirigida al domicilio registrado en la oficina de administración. Para los efectos, el administrador, a requerimiento del juez, debe poner a disposición del tribunal la nómina actualizada de los copropietarios, con sus respectivos domicilios registrados, dentro de los 5 días siguientes desde que le fuera solicitada, y si así no lo hiciere, el tribunal le puede aplicar la multa prevista en el penúltimo inciso del artículo 32 de la ley de copropiedad.

Esta asamblea debe realizarse en el condominio, salvo que la asamblea o el Comité de Administración acuerde, otro lugar, el que deberá estar situado en la misma comuna, debiendo asistir un Notario Público, como ministro de fe, el que debe ser remunerado por los copropietarios y, a quien le corresponde levantar acta de lo actuado, sin que sea necesario que a ella asista el juez que la hubiera convocado.
Es del caso señalar que esta asamblea, según lo dispone el inciso 3º del artículo 8º de la ley, se celebrará con sólo los que concurran, de conformidad con el artículo 654 del Código de Procedimiento Civil, pero para la adopción de los acuerdos se requerirán los quórum que correspondan según la naturaleza de la materia incluida en la convocatoria.

Exigir al administrador someter a la aprobación de la asamblea las rendiciones de cuentas. Una obligación esencial del administrador es el rendir cuenta documentada de su gestión. El juez de policía local, de acuerdo a lo prescrito por el artículo 33, letra c), puede exigir al administrador que someta a la aprobación de la asamblea de copropietarios las rendiciones de cuenta, fijándole plazo para ello, y en caso de infracción aplicarse la multa establecida en el propio artículo 33, es decir, una multa de una a tres unidades tributarias mensuales, pudiendo el tribunal elevar al doble su monto en caso de reincidencia.

Adoptar todas las medidas necesarias para la solución de los conflictos que afecten a los copropietarios derivados de su condición de tales, artículo 33, letra d). Esta es una facultad amplísima que les otorga la ley a los jueces de policía local.

Responder

Subir